Derribo de una casa en Reza: no todos somos iguales…

jpg
Escribo esto al tiempo que las máquinas están echando abajo una hermosa vivienda en Ourense, de las más hermosas. Perfectamente integrada en su entorno, apaciblemente rodeada de árboles y jardines, altura la justita, con una cuidada construcción, ventanas de madera…una delicia.
En un país de leguleyos como el nuestro, a nadie extraña que mientras aquí suena la piqueta, existan casos más sangrantes (auténticos bodrios) cuya demolición se aplaza una y otra vez. Desde luego la ley no es igual para todos. Lo saben bien en Melón:
melon
No hay quien pueda con la alcaldesa que es alcalde, y ahí sigue en pié, tranquilos no hay prisa,…total, solamente estoy destrozando el entorno de un monasterio románico…
No importa la razón, siempre primará una coma, una disposición adicional decimotercera, un papel sin un sello. No se interpreta el espíritu de la ley, se aplica a látigo, reinterpretando lo dudoso siempre en perjuicio del interesado. Lo sabemos los que nos enfrentamos a la burocracia: la ley se aplica con cierto regocijo sádico, como si fuéramos súbditos díscolos y no pacíficos ciudadanos.
-Mire usted, señor funcionario: este párrafo dice eso pero se puede interpretar de otra manera.
-Va a ser que no.
Y ese va a ser que no, dependiendo del interesado, puede ser que si…
Hay otros ejemplos y este caso en Ourense no es único. Los hay más sangrantes. Todavía recuerdo con vergüenza el derribo de la pagoda de Fisac en Madrid:
PAGODA
Claro, bien hecho señor funcionario, tiene usted razón: no estaba catalogada como edificio a proteger…aplausos…otra vez el texto de la ley aplicado contra su espíritu…bravo!
Existen unos extraños seres, llamados americanos (y en general anglosajones) para los que la ley sí es interpretable ¿Que es ilógica su aplicación? Pues se hace una excepción. De ello puede dar buena cuenta nuestro admirado Neil M. Denari: su edificio HL23 en New York obtuvo licencia, a pesar de ser más alto de lo establecido y de ocupar alrededor de un 40% más que la parcela en la que se asienta. Se le concedió permiso porque los técnicos municipales entendieron que el edificio era una obra singular que contribuía a mejorar el skyline de la ciudad. Observad como va ocupando más espacio según crece en altura:
denari
Están locos estos romanos !!

Post dedicado con afecto a la familia que ha visto caer hoy su casa y al autor de tan bonita obra: Fernando Blanco.

Anuncios